La Asociación Colombiana de Actores es un sindicato creado para la defensa y promoción de los intereses de las actrices y actores colombianos. Con nuestros esfuerzos buscamos la mejora en las condiciones laborales de la industria y el reconocimiento de la dignidad de nuestra profesión.

Hoy la mayoría de los contratos se da bajo la figura de prestación de servicios, lo que somete a los actores a un régimen tributario como trabajadores independientes y a los pagos correspondientes a la seguridad social. El derecho a recibir las prestaciones de ley no existe nunca a pesar de estar cumpliendo las condiciones de subordinación, el cumplimiento de un horario, acudir a un lugar de trabajo y recibir remuneración. Los proyectos de la televisión, el teatro y el cine, difícilmente cubren mas de 6 meses, lo que nos genera desempleo recurrente e inestabilidad.

 

El trabajo del artista en general y del actor en particular, a diferencia de otras profesiones conlleva necesariamente periodos de no trabajo visible ni devengado, no se publican libros o se estrenan discos todos los días, de hecho los períodos de desempleo fácilmente superan uno o dos años, incluso para los más reconocidos actores. En otros países, las regalías, que los actores colombianos no reciben, cubren estos períodos de no ocupación.

 

El nivel de desempleo en el sector audiovisual, asciende al 90% (De 1400 actores, miembros de la Sociedad Colombiana de Gestión este año están sin trabajo 1260).

 

En Colombia, la informalidad de la formación profesional permite la inclusión de personas no idóneas y genera miedo a la pérdida del trabajo, lo que permite la imposición de jornadas de trabajo que a menudo son largas y extenuantes, habiendo llegado a las 18 horas continuas o más e incluyendo a menudo días festivos y fines de semana completos.

 

 

 

 

En 1984, el acuerdo CICA (Circulo Colombiano de Artistas) y ASOMEDIOS (Asociación Nacional de Medios), estableció una serie de reglas y condiciones para la contratación y el trabajo en la televisión colombiana. Desde la oferta académica, pasando por el rol del actor como hacedor de cultura e identidad del país hasta las condiciones laborales, todo está por revisarse, regularse y mejorarse en beneficio no sólo de los jóvenes colombianos que vean en la actuación su futuro profesional sino del teatro como arte y de la industria audiovisual que contará con actores realmente calificados.

El acuerdo determinó horarios, transporte, alimentación en el lugar de trabajo y algo fundamental y de rutina en los otros países latinoamericanos: el pago de regalías por repeticiones y ventas en medios alternos. Este acuerdo dejó de cumplirse en su totalidad por las condiciones de recesión durante el gobierno de César Gaviria. Las sesiones del congreso en que se debatía la ley sobre derechos de autor, lograron alojar a un número importante de actores quienes gracias al trabajo y apoyo de congresistas cercanos al oficio, sacaron adelante la Ley 1403 de 2010, conocida como “Ley Fanny Mikey”, que define el derecho a la remuneración por comunicación pública; pero esta ley cubre apenas una mínima parte de los derechos de autor.

 

 

ACA Nace con la intención de ser LA VOZ que representa y UNE a los actores y actrices profesionales colombianos radicados a lo largo de todo el territorio nacional y desempeñándose en cualquier medio: teatro, cine, televisión, doblaje etc. Dentro de los principales objetivos de ACA, están velar, defender y dignificar la profesión de actor. Así incidimos en la construcción de una mejor sociedad a través de la creación de nuevas oportunidades laborales y la promesa de un producto final de calidad.

 

En búsqueda de una solución y de la apelación al cumplimiento de los derechos laborales, el 26 de mayo del 2014, en el Teatro Nacional Fanny Mikey, 699 actores y actrices, sin contar a los que hicieron presencia por medios virtuales, se reunieron y realizaron la asamblea de constitución de la Asociación Colombiana de Actores (ACA), organización de carácter sindical, gremial, que al día de hoy reúne cerca de mil agremiados que se unen para ser la voz que busca el bienestar de los actores y actrices colombianos.

 

 

En 2017 se presentó por primera vez el pliego de peticiones a las grandes empresas de la industria audiovisual y , radicado en dos ocasiones un proyecto de LEY DEL ACTOR,  se realizaron acuerdos de profesionalización con la Universidad de Antioquia, acompañado a actores, grupos de teatro y otros colectivos artísticos en sus reclamaciones individuales o de grupo.

 

Así mismo han generado espacios de promoción como la Semana Teatral de ACA, campañas en favor de grupos teatrales en dificultades (Salva La Sala), y todo tipo de acciones gremiales, pedagógicas y comunicativas en favor de diferentes procesos de la vida nacional como el "Acuerdo de Paz del gobierno Santos con las FARC", el Si en el plebiscito, el Estallido social y el Estallido cultural. Entre sus grandes logros están los ACUERDOS firmados con Caracol y RCN, que cambiaron en buena medida la forma de trabajo del audiovisual en Colombia.

 

La LEY DEL ACTOR aprobada y sancionada en 2019 y que aún se encuentra en proceso de reglamentación, el programa de profesionalización realizado con la Universidad De Antioquia, por medio del cual, 35 actores y actrices de amplia trayectoria obtuvieron por medio de un proceso de convalidación de saberes, el título de Maestros en Arte Dramático y ser aceptados como miembro de la Federación Internacional de actores FIA, sindicato global que agrupa a las organizaciones de actores más importantes del mundo, así como también ser reconocidos como un interlocutor válido, cuyas propuestas y comentarios son acogidas, como ocurrió con la que hicimos en el año 2020 a la Ministra de Las TIC de ese momento, en torno de realizar una convocatoria dirigida a personas naturales trabajadoras del audiovisual de donde salió la convocatoria Grandes Historias con Pequeñas Cámaras que hoy se llama Historias del cambio.

 

 

El surgimiento de ACA fue la puerta que permitió el ingreso de los trabajadores del audiovisual a la sindicalización y es así como tras su fundación han nacido un número importante de organizaciones de profesionales en distintas áreas. ACTV (técnicos), ASCAD (Scripts y asistentes de dirección) ECO (escritores audiovisuales) y varias más.

 

Hoy por hoy seguimos trabajando en distintos frentes, velando por que se cumplan los acuerdos, participando en espacios académicos y de encuentros de industria, buscando que la presencia de los actores y actrices colombianas sea cada vez más relevante y respetada a nivel nacional e internacional.