ASÍ EMPEZAMOS…

 

En búsqueda de una solución y de la apelación al cumplimiento de los derechos laborales, el 26 de mayo del 2014, en el Teatro Nacional Fanny Mikey, 699 actores y actrices, sin contar a los que hicieron presencia por medios virtuales, se reunieron y realizaron la asamblea de constitución de la Asociación Colombiana de Actores (ACA), organización de carácter sindical, gremial, que al día de hoy reúne cerca de mil agremiados que se unen para ser la voz que busca el bienestar de los actores y actrices colombianos.

ACA, Nace con la intención de ser LA VOZ que representa y UNE a los actores y actrices profesionales colombianos radicados a lo largo de todo el territorio nacional y desempeñándose en cualquier medio: teatro, cine, televisión, doblaje etc. Dentro de los principales objetivos de ACA, están velar, defender y dignificar la profesión de actor. Así incidimos en la construcción de una mejor sociedad a través de la creación de nuevas oportunidades laborales y la promesa de un producto final de calidad.

 

 

gallery/titulos_1 (1)

La Asociación Colombiana de Actores es un sindicato creado para la defensa y promoción de los intereses de las actrices y actores colombianos. Con nuestros esfuerzos buscamos la mejora en las condiciones laborales de la industria y el reconocimiento de la dignidad de nuestra profesión.

gallery/ley del actor
gallery/foto grupo 2015

UN POCO DE HISTORIA

En 1984, el acuerdo CICA (Circulo Colombiano de Artistas) y ASOMEDIOS (Asociación Nacional de Medios), estableció una serie de reglas y condiciones para la contratación y el trabajo en la televisión colombiana. Desde la oferta académica, pasando por el rol del actor como hacedor de cultura e identidad del país hasta las condiciones laborales, todo está por revisarse, regularse y mejorarse en beneficio no sólo de los jóvenes colombianos que vean en la actuación su futuro profesional sino del teatro como arte y de la industria audiovisual que contará con actores realmente calificados.

Durante los años 90 se conformó otra asociación llamada ACTO trataron de reunir parte importante del gremio queriendo asumir una labor sindicalista para seguir en la lucha por los derechos de los actores y actrices. ACTO determinó horarios, transporte, alimentación en el lugar de trabajo y algo fundamental y de rutina en los otros países latinoamericanos: el pago de regalías por repeticiones y ventas en medios alternos. Este acuerdo dejó de cumplirse en su totalidad por las condiciones de recesión durante el gobierno de César Gaviria. Las sesiones del congreso en que se debatía la ley sobre derechos de autor, lograron alojar a un número importante de actores quienes gracias al trabajo y apoyo de congresistas cercanos al oficio, sacaron adelante la Ley 1403 de 2010, conocida como “Ley Fanny Mikey”, que define el derecho a la remuneración por comunicación pública; pero esta ley cubre apenas una mínima parte de los derechos de autor.